Sector eléctrico ecuatoriano fortaleció sus capacidades y trabaja de manera participativa para generar políticas públicas con enfoque de adaptación al cambio climático

Una de las metas del Plan de Implementación de la Contribución Nacional Determinada de Ecuador (NDC) es incluir la variable de adaptación al cambio climático en políticas públicas e instrumentos de gestión de riesgos y planificación del sector eléctrico. En ese sentido, el proyecto AICCA implementa una estrategia para apoyar la inclusión de la gestión integral de riesgos con la transversalización de criterios de adaptación al cambio climático a través de procesos de capacitación específica y la conformación de equipos intersectoriales (ambiente-agua-energía) e interinstitucionales.

El proceso inició en enero del año 2020 con un programa[1] de fortalecimiento de capacidades  para el diseño de políticas públicas del que participaron más de 40 servidores públicos del Viceministerio de Electricidad con las subsecretarías: de Generación y Transmisión de Energía Eléctrica, ; y, de Distribución y Comercialización de Energía Eléctrica, entre otras dependencias del ministerio relacionadas a planificación y gestión de riesgos; así como del Ministerio del Ambiente, Agua y Transición Ecológica (MAATE) a través de la subsecretaría de Cambio Climático, subsecretaría de Calidad Ambiental y otras instituciones como La Corporación Eléctrica del Ecuador (CELEC EP), la Agencia de Regulación y Control de Energía y Recursos Naturales no Renovables (ARCERNNR), la ex Secretaría del Agua (SENAGUA) y el Operador Nacional de Electricidad (CENACE). En este encuentro, que se implementó hasta  abril 2020, se realizaron análisis de políticas implementadas en los sectores de energía, electricidad, cambio climático, con el fin de aprender de experiencias pasadas, discutir sobre los desafíos que plantea el cambio climático para el sector eléctrico y la transición energética y discutir sobre estrategias e instrumentos que permitan mejorar el proceso de diseño de políticas públicas- Todo esto llevó a la consolidación de una metodología que guíe a los diversos actores en el diseño de políticas públicas que transversalicen el cambio climático en un sector específico.

Destacamos el trabajo que se realiza con el sector eléctrico en el diseño de políticas de gestión de riegos, porque contar con gente capacitada que tienen una visión transversal es importante para ver el cambio climático y así mirarlo de forma integral. Definir política pública es un proceso participativo, que se logra por medio de estos espacios, felicito al trabajo del MERNNR y el Proyecto AICCA como aliado estratégico que ha generado importantes aportes para la institución. Karina Barrera, subsecretaria de cambio climático del MAATE

 

A partir de ello, se elaboró la “Guía práctica de Diseño de Políticas Públicas para el Sector Eléctrico: caso ecuatoriano”, que provee un marco metodológico con enfoque teórico y práctico, para diseñar políticas públicas a través de diversas actividades desde la adopción de objetivos de políticas públicas hasta la obtención de resultados, coordinando entre actores estatales y no estatales y la definición de instrumentos que permitan operativizar la política.

Una vez realizadas las capacitaciones, se realizaron trabajos de recopilación de información primaria a través de reuniones bilaterales para iniciar el proceso de construcción de la política pública y en esa línea, se trabajó en la aplicación de la metodología a través de 5 talleres que se llevaron a cabo durante los meses de noviembre y diciembre de 2021.  A esta actividad se sumaron delegados del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGR), la Asociación de Profesionales de Gestión de Riesgos (APGR), el Instituto de Investigación Geológico y Energético (IIGEE), la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y 13 empresas públicas entre generadoras, distribuidoras y de transmisión  de electricidad de todas las regiones del Ecuador, incluido Galápagos. Con estos el Ministerio de Energía y Recursos Naturales no Renovables (MERNNR) y el MAATE consolidan un documento de  política pública, que deberá validarse posteriormente con el sector.

El aporte de los talleres es fundamental para el desarrollo de una propuesta de políticas públicas para la gestión de riesgos en el sector eléctrico, que permitirán avanzar hacia un sector más resiliente ante fenómenos naturales y antrópicos. Es importante ver cristalizada la aplicación de la metodología en un proceso nacional. En el corto plazo y una vez aprobada la propuesta de política de gestión de riegos, se implementará a través de un acuerdo ministerial con el objeto de integrarla en las actividades desarrolladas por el sector eléctrico y será un aporte para el servicio de todo el país. José Medina, subsecretario de Generación del MERNNR

 

De esta manera, el sector eléctrico contará con las orientaciones necesarias para prevenir y gestionar de manera oportuna los riesgos que pueden afectar la disponibilidad de este recurso estratégico, incluyendo  potenciales  amenazas  que pueden ser exacerbadas por efectos del cambio climático en el recurso hídrico. Se espera, a través de la guía y la experiencia adquirida, replicar el proceso en otros sectores fundamentales para el país.

Ponemos a consideración la “Guía práctica de Diseño de Políticas Públicas para el Sector Eléctrico: caso ecuatoriano” y su documento resumen. (“Clic” en el enlace para descargar)

[trx_slider engine=”revo” custom=”no” alias=”PolitEcuad” width=”1000″ height=”1000″ top=”inherit” bottom=”inherit” left=”inherit” right=”inherit”][/trx_slider]

 

[1] Organizado por los ministerios de Ambiente, Agua y Transición Ecológica (MAATE); Energía y Recursos Naturales No Renovables (MERNNR); el Consorcio para el Desarrollo Sostenible de la Ecorregión Andina (CONDESAN) a través del Proyecto AICCA y la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE).

 

Conoce más de AICCA Ecuador: https://aicca.condesan.org/ecuador

Comparte este artículo en tus redes sociales
mersin escort