Oportunidad de réplica: una feria local para visibilizar, celebrar y afianzar el trabajo de adaptación en comunidad

Oportunidad de réplica: una feria local para visibilizar, celebrar y afianzar el trabajo de adaptación en comunidad

 “Si quieres ir rápido ve solo, si quieres llegar lejos ve acompañado”
(Proverbio africano)

Desde el inicio, en 2018, el Proyecto AICCA en Colombia se planteó el reto de involucrar en sus actividades a la comunidad de la Cuenca del Lago de Tota, con el fin de avanzar en el reconocimiento de saberes locales propios, potencialidades ambientales del territorio y capacidades humanas, que permitiesen explorar posibilidades de acción sobre la realidad, fortaleciendo acciones para la adaptación al cambio climático y su sostenibilidad en el tiempo. Se trabajó con varias entidades del gobierno central, gobiernos locales, organizaciones no gubernamentales, centros educativos, asociaciones de productores, emprendedores, comunicadores, artistas y la comunidad en general, promoviendo la difusión amplia de información, así como la realización de reuniones, intercambios, diálogos y capacitaciones, buscando que los actores participaran activa e informadamente en los procesos de transformación local. Así, se originaron grupos y redes que, desplegando sus ideas y creatividad, se esfuerzan colectivamente para aportar a la adaptación en la Cuenca.

Como una estrategia para visibilizar, celebrar y afianzar este trabajo en comunidad, se realizó en la Reserva Natural Pueblito Antiguo, en el municipio de Cuítiva, la Feria “Yo soy el Lago de Tota. El evento, involucró un recorrido guiado por 9 estaciones en las que participaron como expositores los líderes de cada una de las 8 Comunidades de Conocimiento de la Cuenca*, espacio que permitió compartir a la comunidad lagunera, los productos desarrollados por los líderes comunitarios como resultado de las diversas estrategias de formación impartidas por el Proyecto AICCA. Esto permitió hacer más didáctica la recepción de la información, logrando reflexión y apropiación de los avances, así como del patrimonio natural y cultural de este territorio por parte de sus habitantes.

Croquis de la Feria

Estación 1: Los objetivos del Proyecto AICCA son objetivos de la comunidad

Después de una cálida bienvenida se explicó la intervención y objetivos del proyecto AICCA en Colombia, buscando que los asistentes no solo reconocieran la presencia del proyecto en la cuenca, sino que se identificaran con sus objetivos por cuanto los afecta directa y positivamente. En este mismo espacio también se invitó a los visitantes a participar en la creación de un mural artístico para que dejaran su huella e hicieran parte de la historia que se está construyendo alrededor de la adaptación climática y la protección de los ecosistemas en los municipios de intervención.

Así mismo, se expuso el resultado de tableros de inspiración (moodboards) realizados previamente con los participantes a partir de un taller en el que se recogieron los sentires de la comunidad frente al territorio. De esta manera, los asistentes fueron recibidos con experiencias informativas y motivadoras que los invitaban a ser parte activa de los procesos de adaptación que se están desarrollando en la cuenca.

Estación 2: Cine al Lago

En la segunda estación, los visitantes ingresaron a “Cine al Lago”, espacio en el cual tuvieron la oportunidad de visualizar aleatoriamente una de las cinco videocápsulas pedagógicas producidas por el Proyecto AICCA: Ojo a Tota, Mi territorio – mi patrimonio, El cambio nos cambia, La adaptación en la práctica y Al día con el clima. Estos productos audiovisuales permitieron que las personas recibieran de primera mano la información que el proyecto ha generado en la cuenca, dado que los protagonistas de los videos son miembros de la comunidad que hablan en primera persona desde sus espacios, historias y necesidades.

Estación 3: Ojo al territorio

El caminar con nuestra comunidad nos condujo a una exposición de imágenes resultado del Taller de Fotografía: “Ojo al territorio”, que aportó a la construcción de una serie de registros fotográficos que invitaron a la reflexión sobre la adaptación al cambio climático desde las diferentes miradas de la comunidad, y que buscó sensibilizar al espectador en cuatro ejes temáticos: El poder del paisaje, La huella del hombre, Personajes y Micromundos. Esta exposición aportó al fortalecimiento de la apropiación del territorio y las estrategias de adaptación en los asistentes a la vez que permitió visibilizar a los fotógrafos de la región.

Estación 4: Yo soy el Lago de Tota

La participación comunitaria fue la protagonista en la cuarta estación, cuya estrategia logró Identificar los vínculos más importantes de las personas con los lugares naturales del territorio y sus compromisos de cuidado. Ésta constó de dos espacios: el primero donde se invitó al asistente a asumir compromisos con la Cuenca del Lago de Tota desde la experiencia particular y el segundo, la elección de sitios donde consideraba existía el patrimonio natural y cultural más importante de la Cuenca. De esta manera, se logró un mapa de compromisos y sentires el cual, así como el mural comunitario, está expuesto en la Reserva Pueblito Antiguo y se establece como un elemento histórico y patrimonial del territorio.

Estación 5: Reportando el cambio

En la quinta estación se expusieron los reportajes realizados en el Taller de Reportaje: “Reportando el cambio”, y se difundió la edición número 1° de la gaceta: “Pacha la voz de la tierra”, donde se reúnen los sentires e intereses de la comunidad sobre temas relevantes para reflexionar, ya sea por su impacto o factor de riesgo en el territorio. En esta experiencia, como en las otras exposiciones, se logró que la comunidad construyera contenidos de comunicación informativos y pedagógicos para difundir la importancia de las medidas de adaptación. Además, se dejaron capacidades instaladas para redactar y diseñar ediciones posteriores de la gaceta, que busca posicionarse como un medio de comunicación ambiental comunitario.

Estación 6: Círculo de la palabra

En la sexta estación, se dispuso un espacio para la difusión de los saberes técnicos y ancestrales de la comunidad en la acción de adaptarse al cambio climático. Se compartieron los testimonios de las personas que implementan medidas de adaptación en sus hogares o actividades productivas. Utilizando el diálogo e intercambio de saberes como mecanismo, se identificaron puntos de encuentro, liderazgos, conocimientos e intenciones para trabajar de manera mancomunada en procesos que promuevan la participación para la protección del territorio y su biodiversidad, para la adaptación al cambio climático.

Estación 7: Lagonautas

“Lagonautas es uno de los tantos legados que AICCA deja en la Cuenca. Nuestra intención como equipo es la de compartir y difundir por medio de diferentes oficios y actividades, información respecto a medidas de adaptación al cambio climático, así como fomentar espacios de apropiación social del patrimonio, acciones que ya estamos adelantando en la Cuenca del Lago de Tota”. Gerardo Gutiérrez, Cantautor integrante  de Lagonautas

La séptima estación ofreció un espacio para la difusión de las acciones de la red de comunicación de la Cuenca del Lago de Tota: “Lagonautas”. Se aprovechó el espacio para obsequiarles el diseño de su logo oficial y se invitó a los asistentes a unirse a la Red. El equipo recibió, además, por parte del Proyecto AICCA, un kit de aplicación gráfica “serigrafía” como herramienta para replicar carteles informativos o pedagógicos. Lograr una red de comunicaciones constituida por personas que habitan el territorio y que se interesan por los temas propios del proyecto es una estrategia de comunicación exitosa en sí misma, dado que las comunidades son las mejores validadoras de los avances en las medidas de adaptación implementadas.

Estación 8: Todos somos el Lago de Tota

Las expresiones culturales tuvieron su espacio en la octava estación con diversas intervenciones de la comunidad, en las cuales, tanto niñas, niños, jóvenes y líderes locales revelaron desde sus aptitudes el sentido de pertenencia y apropiación del Lago de Tota. Es decir, se trató de un espacio de integración del arte con el conocimiento. El primer show estuvo a cargo de niñas y niños de la región quienes interpretaron la obra de teatro infantil: “Cuidemos el Lago de Tota”, posteriormente ingresó a escena la Escuela de Cuerdas y Música de Aquitania con intervenciones musicales de las niñas, niños y jóvenes que hacen parte del proceso pedagógico. La música continuó con Gerardo Gutiérrez y sus composiciones de contenido ambiental bajo el género alternativo enfocado a la construcción de sociedad. Luego llegó la narración oral escénica con Javier Acevedo y su montaje sobre patrimonio y tradiciones boyacenses con la obra: “Silago Páramo presenta, los usos de la ruana” y para cerrar la feria se presentó la agrupación Merengue parranda y son, que interpretó éxitos de parranda campesina.

Estación 9: Emprendedores del cambio

El apoyo a los emprendimientos en los que dentro de su cadena de valor aplican prácticas de producción sostenible, compuso la novena y última estación. En esta, los asistentes pudieron conocer y adquirir productos propios de la región y en su mayoría elaborados por artesanos locales. También, se difundieron iniciativas de turismo sostenible, evidenciando que desde diversos sectores se pueden aplicar medidas de adaptación al cambio climático. Esta experiencia logró que los asistentes (tanto visitantes como expositores) identificaran la importancia de aportar valor a sus productos desde la sostenibilidad.

Sin duda, la Feria permitió exponer desde diferentes aristas el trabajo conjunto del Proyecto AICCA y los actores locales en la Cuenca del Lago de Tota. Pero más importante aún, visibilizó y le dio sentido a las competencias, reflexiones y proyectos comunitarios. Tanto participantes como expositores, se apropiaron de la importancia de las acciones para la adaptación, convirtiéndose en embajadores y promotores del cambio. A través de esta nota, ponemos a disposición esta experiencia de trabajo que creemos positiva y multiplicadora para cualquier territorio.

* Las Comunidades de Conocimiento surgen a raíz del trabajo social desarrollado por AICCA como reconocimiento de los saberes locales y ancestrales en la Cuenca del Lago de Tota, a partir de los sentipensares de actores comunitarios con el enfoque de cambio climático. 

Conoce más de AICCA Colombia enhttp://aicca.condesan.org/colombia/