Concurso de emprendimientos en Ecuador catapulta la conformación de una red de turismo sostenible en un área de conservación

Concurso de emprendimientos en Ecuador catapulta la conformación de una red de turismo sostenible en un área de conservación

La historia se desarrolla en Carchi, la provincia más al norte de la sierra ecuatoriana. Sus paisajes interandinos escarpados van desde los 4.768 hasta los 1.200 m.s.n.m., recorriendo páramos y bosques y ofreciendo inmensas oportunidades para la conservación, así como para el desarrollo del turismo de naturaleza y aventura.

Hace poco más de 2 años, el Gobierno Provincial de Carchi con el apoyo de CONDESAN (a través del Proyecto EcoAndes financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial – FMAM, a través de ONU Medio Ambiente) trabajaron junto a los gobiernos descentralizados, juntas de agua, comunidades y otros actores locales para crear el Área de Conservación y Uso Sustentable (ACUS) Provincial Cordillera Oriental del Carchi. El principal objetivo del área que tiene 17.500 ha. es proteger los ecosistemas que ahí se encuentran para asegurar la provisión y regulación hídrica para la provincia.

Dentro del Plan de Manejo elaborado para el área, una de las principales propuestas planteadas por los pobladores fue impulsar el ecoturismo como alternativa de desarrollo local. Con el fin de identificar y conectar a los emprendedores e iniciativas turísticas en el área, se realizó una amplia convocatoria para el concurso “Emprende Turismo”, que además de ofrecer un premio en efectivo a tres ganadores, promovió un proceso de fortalecimiento de capacidades para iniciativas vinculadas a la cadena de valor del turismo, ubicadas dentro y alrededor del área de conservación.

El proceso implicó 124 horas de capacitación para los participantes. La metodología aplicada combinó ejercicios reflexivos, charlas de expertos temáticos y testimonios de emprendedores de otras zonas, giras de intercambio y visitas a experiencias entre participantes para potenciar el trabajo colaborativo en base a experiencias vivenciales, y el desarrollo de destrezas prácticas. En los talleres se abordaron diversas temáticas, como: la visualización de los emprendimientos en su entorno territorial, la planificación estratégica, el desarrollo del plan de negocios, la elaboración de estrategias de marketing, el manejo de las finanzas, las regulaciones turísticas y obligaciones tributarias y las consideraciones ambientales. Además, todos los participantes realizaron la defensa de su proyecto, tanto a nivel argumentativo como comunicativo, ante un jurado.

Iniciaron el proceso 33 iniciativas, pero después de las 11 semanas, solo 19 consiguieron presentar sus planes de negocio ante el jurado calificador. Entre ellas se incluyen iniciativas privadas y comunitarias de turismo vivencial, pesca deportiva, deportes de aventura, educación ambiental (por ejemplo para la conservación de bosques, cultivo de agua, fincas agroecológicas demostrativas, etc.), así como servicios especializados de transporte, alimentación, artesanías, promoción de ciclo-rutas, elaboración de souvenirs y operación turística.

La motivación de los emprendedores trascendió sus intereses personales para convertirse en un esfuerzo colectivo que busca posicionar a la zona y a la provincia como un nuevo destino turístico. Los participantes conformaron la red denominada VIDA04, se auto-convocaron para realizar mingas colaborativas orientadas a mejorar la infraestructura y los servicios de sus iniciativas. Además, han construido una oferta de paquetes turísticos que engloban varias de las iniciativas, la cual han empezado a comercializar como circuitos de visita.

Un punto fundamental es que el Concurso “Emprende Turismo” permitió posicionar al ACUS Cordillera Oriental del Carchi en el imaginario de las autoridades y pobladores de la provincia. Además, la adopción del enfoque de cadena de valor evidenció la complementariedad de los servicios existentes y ha potenciado el trabajo colaborativo entre los participantes. La Red VIDA04 tiene ahora la oportunidad de articularse con los actores que promovieron la creación del ACUS COC y  convertirse en un colectivo que, a partir de la innovación y el servicio de calidad, dinamice la economía local a la vez que favorezca la conservación y sostenibilidad en un área de la que depende la provisión de agua de gran parte de la provincia.