Sudamérica y los Andes participan activamente en la Sexta Reunión Global de la Alianza para las Montañas

* Foto portada: Mountain Partnership 2022

Cada cuatro años, la Alianza para las Montañas celebra una reunión mundial de sus miembros, provenientes de las diversas regiones y países montañosos de todo el mundo. Entre el 27 y el 29 de septiembre del 2022, se llevó a cabo la sexta reunión en Aspen, Colorado (EEUU), co-organizada por la Secretaría de la Alianza, el Estado de Colorado, la Municipalidad de Aspen, la Fundación Internacional para las Montañas de Aspen y el Aspen Institute.

La reunión mundial, con el lema “Las Montañas Importan: de las Ideas a la Acción” es el principal evento del Año Internacional del Desarrollo Sostenible de las Montañas 2022. Tuvo el objetivo de establecer la agenda de la Alianza y las metas por las que abogar en el escenario mundial en los próximos cuatro años, buscando situar la sostenibilidad y resiliencia de los ecosistemas y comunidades de montaña en el centro de los procesos políticos y las inversiones globales. Además, a través de los diversos paneles y eventos paralelos, se pudieron conocer las diferentes perspectivas y acciones que llevan adelante los actores gubernamentales, no gubernamentales y de la academia de las diversas regiones de montaña del mundo.

Tanto la Iniciativa Andina de Montañas como una representación del Grupo de Organizaciones de Sudamérica de la Alianza, asistieron a la reunión con agendas coordinadas para cada caso y realizaron, dos eventos paralelos con el fin de mostrar los avances y experiencias de sus respectivos grupos. CONDESAN, a través del Programa Adaptación en las Alturas, fue un aliado para estos propósitos y, para los eventos, se encargó de su organización y moderación.

Fortalecimiento de la Iniciativa Andina de Montañas: Gobernanza para sociedades resilientes en la región

Fotos: Ana Carolina Benítez

El evento estuvo orientado a mostrar la información regional relevante para la gestión sostenible de las montañas, compartir la experiencia de gobernanza de la Iniciativa Andina de Montañas, incluyendo los procesos de planificación y toma de decisiones y lo valioso de los procesos de intercambio interregional. El evento evidenció que la región andina es una de las regiones más importantes en lo que respecta a la biodiversidad del planeta, pero a la vez es muy vulnerable por sus condiciones biofísicas y socioeconómicas, y altamente afectada por el cambio climático. En ese sentido, los siete países que la comparten se han unido para enfrentar de maneras cada vez más concretas esos desafíos y vienen trabajando también para conocer y replicar, a través del intercambio con otras zonas de montaña, las mejores prácticas a nivel mundial. Esto constituye una oportunidad para los miembros de la Alianza en todo el mundo para el trabajo en red con los andinos, forjando alianzas significativas con el espíritu de no dejar a nadie atrás.

“He sido testigo de este proceso de la IAM desde el principio, hace 15 años. Quiero felicitarlos por lo lejos que han llegado, especialmente en este último período”

Rosalaura Romeo – Secretaría de la Alianza para las Montañas

Generación y gestión del conocimiento y alianzas estratégicas para el desarrollo sostenible de las montañas en América del Sur

Fotos: Karen Price

En el contexto de la diversidad de socio-ecosistemas y paisajes de montaña existentes, es clave promover enfoques diversos, locales e integrales, informados por conocimientos relevantes y respaldados por alianzas estratégicas. En el marco del evento se presentaron una diversidad de experiencias para promover el diálogo entre instituciones y actores, interesados en el buen vivir de las personas en los sistemas montañosos, para la construcción colaborativa e inclusiva de estrategias de gestión, que incorporen varias voces y visiones a la discusión y visión ancestral de los territorios de la región. Llas organizaciones sudamericanas presentaron las iniciativas que vienen trabajando con diferentes enfoques para el desarrollo sostenible en las zonas de montaña de la región; desde la generación y gestión de conocimiento relevante, oportuno y costo-eficiente hasta la implementación de estrategias de Manejo Sostenible de la Tierra a nivel de paisaje, trabajando con la población local en rescatar los saberes locales y encontrar formas de vida más sostenibles. Se ha puesto mucho esfuerzo también en el fortalecimiento de capacidades, intercambio entre pares, cooperación Sur-Sur y en visibilizar las montañas, para incidir en políticas y lograr condiciones más favorables.

Sudamericanos y Andinos participaron como ponentes

Patricia Breuer Moreno, cofundadora de la organización Mujeres a la Cumbre participó en el panel Creación de sistemas alimentarios de montaña sostenibles y medios de vida resilientes. Su organización es una empresa social que trata de llevar mujeres a las montañas, organizando expediciones que incorporan oportunidades de aprendizaje, a través de redes de interconexión con las mujeres locales. “Las mujeres locales tienen el rol principal, son nuestras guías y nuestros líderes en cada experiencia”, afirmó.Carlos Montoya, consejero de la Dirección de Medio Ambiente del Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú, participó del panel Cooperación transfronteriza. Discutió el impacto en la región de la consolidación de la Iniciativa Andina de Montañas, enfatizando las ventajas de su condición de organización voluntaria. Señaló que esto permite entre otras cosas: una adaptación más flexible a las políticas; la posibilidad de establecer grupos de trabajo en áreas específicas, incluyendo financiamiento y conocimiento; y la oportunidad de involucrar una red amplia de actores.Karen Price, de la Secretaría Técnica de la IAM, participó también en el evento paralelo Afrontar la crisis climática en altura fomentando una comunidad de práctica, organizado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Programa Adaptación en las Alturas. Expuso la experiencia de la IAM en el fortalecimiento de procesos de gestión del conocimiento frente al cambio climático; en la promoción del diálogo ciencia política para la implementación de medidas de adaptación; y en el intercambio de experiencias tanto entre países de la región como entre distintos actores como tomadores de decisión, miembros de la academia y de las comunidades de práctica que se han venido implementando. Señaló que en todas estas experiencias “desarrollar una perspectiva regional continental ha sido una innovación clave

Sesiones oficiales de la Alianza y resultados

Foto: Ana Carolina Benítez

La Alianza para las Montañas realizó varias sesiones oficiales, durante las cuales se presentaron una serie de documentos estratégicos, para su revisión y aval por parte de los miembros; la Estrategia de Promoción y la Estrategia de Comunicación fueron aprobadas

El Documento de Gobernanza fue objeto de una serie de revisiones sustanciales por parte de los miembros. Se acordó agregar algunos puntos claves en la definición de la Visión de la Alianza: referencias al cambio climático, pérdida de biodiversidad y restauración ecosistémica, y al bienestar de la población. En segundo lugar, se propuso la creación de un cuerpo asesor científico, una iniciativa ampliamente bienvenida por los delegados. Se discutieron además aspectos como la redefinición de las funciones del presidente del Comité Directivo y el acuerdo de acogida de la Alianza para las Montañas por parte de la FAO.

Se procedió a continuación a la elección de un nuevo Comité Directivo, con votaciones para elegir representantes de cada una de las regiones.  Para Sudamérica, fue escogido como representante gubernamental Perú, con Argentina como representante alterno. El Centro de Estudios de Alta Montaña (CEAM) reemplaza a CONDESAN como representante de grupos, con Crescente Fértil como suplente.

La Declaración de Aspen

Un resultado clave del encuentro fue la aprobación por parte de los delegados de la Declaración de Aspen. En ella, se establece el papel clave que desempeñan los ecosistemas de montaña en el suministro de bienes y servicios esenciales, además de ser el hogar de más de mil millones de personas, al tiempo que destaca la vulnerabilidad de los ecosistemas de montaña y la necesidad para encontrar formas de protegerlos. También se destaca el trabajo de la Alianza para las Montañas y su relación con otros procesos internacionales relevantes, tales como la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el Convenio sobre la Diversidad Biológica, la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación y el trabajo relacionado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La Declaración promueve un trabajo que lleve la agenda de las montañas cada vez más al centro de estos procesos. Propone también incluir entre los resultados de la resolución de la Asamblea General de la ONU sobre el Año Internacional para el Desarrollo Sostenible de las Montañas y? la proclamación del período 2023-2027 como “los cinco años de acción para el desarrollo de las regiones montañosas”. En la Declaración, los miembros de la Alianza para las Montañas manifiestan su compromiso con estas iniciativas, y solicitan el apoyo de la Secretaría de la Alianza para las Montañas para su consecución.

Foto: Karen Price

Descarga:

Comparte este artículo en tus redes sociales
mersin escort