Recorrido en el marco del 23 aniversario del Comité de Conservación de la Cuenca del Machángara evidencia importantes avances de AICCA en Ecuador

Recorrido en el marco del 23 aniversario del Comité de Conservación de la Cuenca del Machángara evidencia importantes avances de AICCA en Ecuador

La cuenca del río Machángara, abastece con cerca del 60% de agua potable a la ciudad de Cuenca, una de las más grandes de Ecuador, también genera 39,5 MW de energía hidroeléctrica (centrales de Saucay y Saymirín), y proporciona agua de riego para 2.900 usuarios, cubriendo un total de 1.900 ha, dedicadas a la producción agropecuaria.  Por lo anterior, y con el fin de proteger el recurso hídrico y los ecosistemas de media y alta montaña, el proyecto AICCA Ecuador viene implementando desde 2018 una serie de medidas de adaptación al cambio climático de la mano con el Comité de Conservación de la Cuenca del Machángara (CCCM) que a su vez lo conforman nueve instituciones: Ministerio del Ambiente y Agua, Electro Generadora del Austro, Universidad de Cuenca, ETAPA-EP, Ministerio de Agricultura y Ganadería, Gobierno Provincial del Azuay, la Junta de Riego y Drenaje Machángara y los GAD Parroquiales de Checa y Chiquintad.

El trabajo conjunto con el Comité, un modelo de gobernanza de los recursos hídricos exitoso y consolidado, que fue fundado hace 23 años, ha permitido que las labores de implementación de Proyecto sean mancomunadas, integrales y sostenibles en el tiempo. A la fecha, se ha beneficiado con el Proyecto a cerca de 1.100 personas, en las provincias de Azuay y Cañar, que aprovechan el agua para: consumo humano, generación de energía hidroeléctrica, actividades agro-productivas e industriales, entre otras.

En el marco del evento de celebración del aniversario del CCCM se realizó un recorrido por las zonas de intervención con la presencia de representantes del Comité, del proyecto AICCA – CONDESAN y del Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica. Incluyó la visita a la planta de tratamiento de agua potable de Tixán, a las centrales hidroeléctricas de Saymirín y Saucay y a la represa El Labrado para verificar el manejo, control de calidad del agua y la generación de energía. En Saucay se instaló una feria para conocer las actividades y servicios que brindan la empresa pública ETAPA, el Proyecto AICCA, ELECAUSTRO y el Grupo Agroecológico Saucay.

La agenda contempló además la inauguración de uno de los 12 invernaderos para el manejo eficiente de agua, construidos por AICCA como medida de adaptación ante sequías y lluvias intensas, que beneficiarán directamente a 23 familias del grupo agroecológico Saucay. Con los ingresos generados de las ventas, se buscará dar valor a la materia prima con la comercialización de productos elaborados como yogurt, mermeladas, tés frutales y otros. Adicionalmente, CONDESAN firmó un convenio bipartito con ELECAUSTRO para viabilizar la implementación de un nuevo invernadero de fresas en el sector Saucay. Por último, se realizó la entrega simbólica de dos acciones claves para la población de la cuenca del Machángara: el “Mejoramiento del sistema de agua potable Santa Teresita de Saymirín – parroquia Chiquintad en su componente de distribución” y la “Actualización del Plan de Gestión integral del área de recarga hídrica de la subcuenca del río Machángara 2021-2030”.

Debemos seguir sumando esfuerzos para la gestión integral de los recursos hídricos para una adecuada transición ecológica, donde el manejo de agua es vital. Agradezco a CONDESAN, a través del proyecto AICCA por la inversión para la provisión de agua a Santa Teresita, que llegará en cantidad y calidad suficiente para garantizar ese derecho humano. Eso es parte de mejorar la resiliencia de las comunidades vulnerables al cambio climático. Oscar Rojas, viceministro de Agua, en representación de la cartera de Ambiente y Agua

Adicional a estas actividades, a través del Proyecto, se ha capacitado a los pobladores en actividades prácticas para el desarrollo de agricultura y ganadería sostenibles, se ha trabajado en la actualización de Planes de Ordenamiento Territorial en los sectores de Checa, Chiquintad, incluyendo consideraciones de cambio climático y se ha dotado de insumos para el combate de incendios, así como para el mejoramiento de pasturas. A esto se suma el apoyo para la generación de material educativo sobre cambio climático y agua para el aprendizaje de los niños de la zona.

Agradecemos al proyecto AICCA porque ha sido importante para el adecuado equipamiento a las cuadrillas de control de incendios, con la dotación de más de 56 equipos de lucha contra incendios, así como para varias actividades que agroecológicas y productivas en los invernaderos, que han comprometido a los beneficiarios a conservar predios en las zonas de bosque primario y nativos. Ing. Antonio Borrero, presidente del Comité