Más de 60.000 árboles contribuyen a la reducción de la vulnerabilidad ante el cambio climático

Más de 60.000 árboles contribuyen a la reducción de la vulnerabilidad ante el cambio climático

En los últimos dos años, los incendios forestales destruyeron alrededor de 10 millones de hectáreas de los bosques bolivianos (Revista “La Región”, 2021)*. Esta situación incrementa la vulnerabilidad del país ante los impactos del cambio climático (CC). En este contexto y con el fin de promover medidas de adaptación al cambio climático, el Proyecto AICCA Bolivia, junto con actores locales y nacionales, realizó 21 campañas de reforestación en la región de Cochabamba, entre noviembre de 2020 y abril de 2021.

Dichas campañas contaron con la participación de 1.551 personas (81 % varones y 19 % mujeres), quienes contribuyeron a plantar más de 60.000 árboles, en un área aproximada de 63 hectáreas. Las campañas de reforestación se desarrollaron, principalmente, en el Parque Nacional Tunari, la serranía de San Pedro; además de riberas y quebradas de los municipios de la Región Metropolitana de Kanata (RMK) de Cochabamba.

Las actividades de reforestación generaron el involucramiento de diferentes organizaciones y agrupaciones de la sociedad. Destaca la participación activa de militares, niñas/os, jóvenes y vecinas/os de los lugares reforestados; quienes, a su vez, se comprometieron a mantener y proteger los árboles plantados.

Las campañas fueron lideradas por el Proyecto AICCA Bolivia en coordinación con la Asociación Civil Armonía y los tres niveles de Gobierno: Ministerio de Medio Ambiente y Agua, el Gobierno Autónomo Departamental de Cochabamba (mediante el Proyecto FORMIBOSQUE y El Servicio Departamental de Cuencas) y los Gobiernos Autónomos Municipales de la región.

En el marco de la adaptación al cambio climático, los beneficios de los árboles en áreas metropolitanas son diversos. Regulan el flujo del agua, mejoran la estabilidad de los suelos y disminuyen su erosión, lo cual contribuye a la reducción de riesgos ante inundaciones, deslizamientos y aluviones. Además, ayudan a preservar la biodiversidad, regulan la temperatura, absorben gases de efecto invernadero y emiten oxígeno a la atmósfera. En este sentido, AICCA pretende continuar promoviendo y apoyando las reforestaciones como una medida de adaptación y mitigación de los efectos del CC en Bolivia.

Agradecemos el valioso apoyo de la Séptima División del Ejército (a través del Regimiento de Artillería 7 – Tumusla, el Batallón de la Policía Militar y el Centro de Instrucción de Tropas Especiales), el Servicio de Búsqueda y Rescate de la Armada Boliviana, el Batallón Ecológico Martín Cárdenas, el Distrito Scout Cochabamba, la organización Faunagua, la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT), la Escuela Forestal ESFOR de la Universidad Mayor de San Simón y el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (SERNAP).

 

* Revista “La Región” (26 de enero de 2021). Disponible en: https://www.laregion.bo/los-desafios-ambientales-de-bolivia-en-el-2021/

 

Conoce más del Proyecto AICCA en Bolivia