Culminó con éxito el Programa de Liderazgo de Mujeres para la Gestión del Agua

Culminó con éxito el Programa de Liderazgo de Mujeres para la Gestión del Agua

  • Programa tuvo como objetivo fortalecer la participación y el liderazgo de las mujeres en las decisiones sobre la gestión del recurso hídrico.

  • Culminaron exitosamente el programa 72 embajadoras de la igualdad de género y la seguridad hídrica, que tendrán una mirada crítica frente a las brechas de género en sus regiones.

Según los resultados del estudio Brechas de Género en la Gestión de la Infraestructura Natural y el Agua en el Perú, de 20 roles clave en la gestión del agua a nivel nacional, 11 exhiben una representación de mujeres en el rango de 0 a 16% y 19 se encuentran por debajo del 35%. Y esto, no es únicamente una cuestión de justicia, sino que se ha demostrado que la participación de las mujeres en la gobernanza del agua resulta en mejores resultados, no solo por considerar mejor los roles diferenciados de las mujeres y los conocimientos especializados que poseen, sino además porque se logran más acuerdos a favor del ambiente, mayor conservación de tierras y más actividad económica inclusiva.

Conscientes de esta problemática, el proyecto Infraestructura Natural para la Seguridad Hídrica ha culminado exitosamente el programa dirigido a mujeres que requieren fortalecer su liderazgo en torno a la gestión del agua.

Durante la ceremonia de clausura, Brigitte D’Aoust, Directora Adjunta del Programa de cooperación Perú\Bolivia del Gobierno de Canadá, resaltó la importancia de este tipo de programas que fortalecen las capacidades de liderazgo en las mujeres: “Conocemos el enorme esfuerzo y dedicación que esto ha implicado, especialmente por las responsabilidades laborales y familiares que sabemos se han incrementado en muchos casos durante la pandemia, sumado a los retos técnicos de los procesos formativos a distancia. Por todo eso, las felicitamos”.

A su vez, Jene Thomas, jefe de misión de USAID en el Perú dijo: “Este proceso no solo ha fortalecido capacidades de varias mujeres, sino sobre todo sus voces, fundamentales para establecer los diálogos con las autoridades y especialistas, con el fin de generar los cambios que impulsen al sector hídrico, con miras a una gestión sostenible de este recurso, fundamental para la salud, la economía y la vida”.

Finalmente, Fernando Momiy, director del proyecto Infraestructura Natural para la Seguridad Hídrica, dijo que uno de los principales objetivos del proyecto es precisamente el de cerrar la brecha de género: “Lo que hay que seguir impulsando son las transformaciones hacia la igualdad entre mujeres y hombres porque todavía existe una brecha de género que no permite que las mujeres asuman posiciones de liderazgo en las instancias de decisión en torno a la gestión del agua”.

El programa se estructuró en seis módulos, cuatro temáticos (gestión de cuencas hidrográficas, políticas para la gestión del agua, enfoque de género en la gestión del agua y políticas para la igualdad de género) y dos metodológicos (incidencia política y habilidades para el liderazgo) que se desarrollaron entre junio y agosto del 2020. En setiembre se culminó la capacitación con el desarrollo de trabajos aplicativos que buscaron englobar todos los conocimientos adquiridos por las participantes.

Cabe mencionar, que a pesar de las circunstancias, las autoridades participantes han hecho un esfuerzo por mantener su participación y son las que, en mayor medida, han seguido las sesiones en la modalidad asincrónica, es decir, a través de los videos de las sesiones. El actual contexto de la pandemia y las responsabilidades que debían asumir en sus localidades, en el marco de esta emergencia sanitaria, sumado a limitaciones de conexión a internet y sus roles domésticos, fueron retos grandes a superar para alcanzar el excelente resultado que se ha obtenido con el Programa.