LA RED ECUATORIANA DE RESERVAS DE BIÓSFERA INTERCAMBIA EXPERIENCIAS Y PLANIFICA SUS PRÓXIMOS PASOS

LA RED ECUATORIANA DE RESERVAS DE BIÓSFERA INTERCAMBIA EXPERIENCIAS Y PLANIFICA SUS PRÓXIMOS PASOS

Este 26 y 27 de noviembre, en la ciudad de Cuenca y por convocatoria del Ministerio de Ambiente de Ecuador (MAE), se reunió la Red Ecuatoriana de Reservas de Biósfera con el objetivo de reportar las acciones realizadas, intercambiar experiencias y planificar acciones para el 2020. Participaron funcionarios del MAE, coordinadores y jóvenes representantes de las Reservas y delegados de instituciones encargadas de la implementación de proyectos en ejecución y por ejecutarse.

La agenda incluyó presentaciones de cada una de las siete Reservas de Biósfera del país, una presentación desde la autoridad ambiental, espacios de discusión e intercambio de experiencias, exposiciones de los proyectos que aportarán al fortalecimiento de la Red, actividades de reporte conjunto de los avances conseguidos y una planificación de acciones para el año siguiente. En este proceso, el resto de participantes pudieron enriquecerse de las experiencias e identificar puntos comunes para trabajar desde la Red. Entre esos puntos se identificaron la importancia de trabajar en la legislación para fortalecer el manejo de estos paisajes con enfoques de sostenibilidad, y la necesidad de conformar una red de jóvenes a nivel nacional que englobe representantes legítimos de cada uno de los territorios de las Reservas.

Viviana Buitrón, coordinadora del proyecto “Gobernanza en reservas de biósfera y herramientas de conservación en el Ecuador” que lo trabaja FLACSO con la Universidad de Erlangen de Alemania, presentó las actividades que vienen realizando, sobre todo en relación a una investigación multidisciplinaria para el levantamiento de información base. El proyecto también incluye la elaboración de guías de gestión y cursos de formación para actores clave de las reservas.

En este marco, Manuel Peralvo de CONDESAN, presentó el proyecto “Fortalecimiento de las reservas de biósfera del Ecuador como estrategia para la conservación y el desarrollo sostenible” de la séptima reposición del Fondo Ambiental Mundial (GEF por sus siglas en inglés). El proyecto tiene como objetivo que las reservas de biósfera se manejen con un enfoque de paisaje, contribuyendo al desarrollo sostenible a través de un marco territorial que enfatiza la generación de oportunidades tanto para hombres y mujeres. El Proyecto de 24 meses, que inicia en enero de 2020, intervendrá a nivel nacional para fortalecer a la Red y más enfáticamente en dos sitios demostrativos: la RB del Chocó Andino de Pichincha y la RB Bosque Seco.

A través de su implementación, se busca:

  • Fortalecer la gobernanza a nivel nacional, dinamizando el comité nacional para que identifique y operativice las acciones prioritarias
  • Fortalecer capacidades e implementar una estrategia de comunicación
  • Fortalecer los modelos de gestión: gobernanza, conservación participativa, Manejo Sostenible de la Tierra, conservación y restauración de ecosistemas, bio-economía y desarrollo sostenible

De manera transversal el proyecto plantea trabajar en participación local, generación y gestión del conocimiento, comunicación e igualdad de género.

Cabe destacar que, en la implementación de este proyecto, se integrarán lecciones aprendidas en relación al manejo sostenible de paisajes desde el Programa Bosques Andinos (iniciativa implementada en los países andinos que forma parte del Programa Global de Cambio Climático y Medio Ambiente de la Cooperación Suiza COSUDE, y es facilitado por el consorcio Helvetas Perú – CONDESAN).

Como ejemplo de escalamiento de experiencias del PBA, participaron en este taller Andrea Toro y Franklin Taboada de la Red de Jóvenes del Chocó Andino y proyectaron el video de sistematización de su proceso de conformación y trabajo realizado.

Igualmente, se presentó la formulación del Plan Especial de uso del suelo de la Mancomunidad del Chocó Andino como una experiencia en la que las herramientas de planificación pueden adaptarse a las condiciones particulares de los paisajes andinos rurales.

La reunión fue fundamental para la cohesión de los actores y la coordinación de proyectos y actividades relacionados con las reservas de biósfera del Ecuador. Esto en el marco de que la autoridad ambiental quiere consolidarlas como estrategias para el desarrollo sostenible, complementarias al Sistema Nacional de Áreas Protegidas.