Reportaje: Bofedales de Lima están siendo depredados

Reportaje: Bofedales de Lima están siendo depredados

El abastecimiento de agua natural del departamento de Lima podría estar en riesgo. El ciclo del agua inicia a más de 5 500 msnm, donde un intrincado y delicado proceso se mantiene gracias al sistema de bofedales, los cuales estarían siendo depredados para el comercio.

Según Cecilia Gianella, especialista del proyecto Infraestructura Natural para la Seguridad Hídrica, los bofedales estarían conectados a las fuentes de agua subterránea, ya que esta cobertura vegetal tiene una alta concentración de material orgánico que permite que se acumule el agua de las lluvias y durante el tiempo de sequía, sea liberada kilómetros más abajo, formando un lago o riachuelo.

A pesar del rol fundamental que cumplen los bofedales en el ciclo del agua, están siendo irresponsablemente depredados, pues por su alto contenido de materia orgánica son vendidos como potente abono.

Si este sistema de acumulación de agua desaparece, no solo la cuenca del río Rímac se verá afectada, puesto que el nivel de su caudal se reducirá sino que los campesinos de este valle sufren por la escasez de este fundamental recurso, ya que este ecosistema tarda miles de años en regenerarse.

El vicepresidente de la comunidad de Santiago de Carampoma, manifestó que aunque esta depredación se realiza desde hace varios años y a pesar de haber sido denunciada ante las autoridades correspondientes, no les han dado ninguna solución.

El agua que usamos diariamente en nuestras viviendas depende de todo este delicado ciclo, por lo que si no invertimos a tiempo en su conservación, podríamos terminar como ciudad del Cabo en África, que este 11 de mayo dejará de proveer agua a través de los grifos y obligará a su población a hacer fila en uno de los 180 puntos donde se le entregará un máximo de 25 litros diarios por persona.

Sobre el proyecto Infraestructura Natural para la Seguridad Hídrica

El proyecto Infraestructura Natural para la Seguridad Hídrica es financiado por USAID y el Gobierno de Canadá, e implementado por Forest Trends, CONDESAN, la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, EcoDecisión e investigadores de Imperial College London. Este proyecto tiene por objetivo contribuir a la seguridad hídrica, promoviendo acciones de conservación, restauración y uso sostenible de los ecosistemas sobre la base de la integración del conocimiento científico y tradicional, y buscando fortalecer los espacios de gobernanza a distinto nivel, promoviendo la movilización de inversión pública, privada y de cooperación internacional.