Un millar de personas conocen más sobre sostenibilidad en el Noroccidente de Pichincha gracias al Chocó Fest

Un millar de personas conocen más sobre sostenibilidad en el Noroccidente de Pichincha gracias al Chocó Fest

Este sábado 5 de mayo de 2018, en el Barrio La Armenia de la parroquia de Nanegalito, provincia de Pichincha, Ecuador, se llevó a cabo con éxito la primera edición del Festival ChocóFest, organizado por la Red Jóvenes Líderes de la Mancomunidad del Chocó Andino (MCA). El evento contó con el apoyo de diversas instituciones públicas, privadas y no gubernamentales, como los Gobiernos Autónomos Descentralizados de Pichincha, Quito, Nanegal, Nanegalito, Gualea y Mindo, gremios turísticos y asociaciones artísticas del territorio, ONGs como CONDESAN (a través del Programa Bosques Andinos), Fundación Imaymana y Fundación Futuro, entre otros. Participaron del evento más de un millar de personas, principalmente de las parroquias rurales del Noroccidente de Pichincha y de las zonas urbanas de Quito además de los medios de comunicación.

El evento tuvo como objetivo difundir tanto a nivel interno como externo, las acciones de manejo sostenible del territorio que diversos actores vienen trabajando hace décadas , para comunicar ampliamente que se trata de un territorio activo con una visión propia de producción, inclusión, cultura y manejo de sus recursos.

El Programa Bosques Andinos (iniciativa de COSUDE, facilitada por el consorcio conformado por CONDESAN y HELVETAS Swiss Intercooperation) estuvo presente en el Pabellón de la Sostenibilidad, donde se expuso una muestra que sintetiza el trabajo de la MCA para alcanzar objetivos de sostenibilidad. A través de fotografías, infografías, actividades lúdicas y publicaciones, los asistentes de todas las edades pudieron acceder a un panorama amplio sobre la diversidad de formas de vida, agua, alimentos, oxígeno y recreación que ofrecen sus ecosistemas y el camino recorrido y por recorrer que van definiendo los pobladores de la Mancomunidad con un enfoque de paisaje, que se implementa desde los esfuerzos individuales y colectivos.

Además, se mostraron las distintas estrategias de gobernanza,  articulación local y producción sostenible, con stands del Corredor del Oso y las diversas Áreas de Conservación y Uso Sostenible (ACUS) que presentaron sus productos de sistemas responsables.

La organización incluyó una agenda de talleres sobre temas de sostenibilidad, desde gobernanza hasta prácticas de manejo sostenible de la tierra. En el primero, los jóvenes de las distintas parroquias, presentaron inquietudes a los presidentes de las juntas parroquiales de la MCA. Entre ellas, se discutió la importancia que se le está dando a la comunicación. A esto, Washington Benalcázar, presidente de la MCA respondió: “la comunicación es fundamental y en eso debemos reconocer el apoyo de CONDESAN y la Fundación Imaymana”, se unió a sus palabras Carlos Ramos y felicitó a los jóvenes por el enorme esfuerzo realizado en la organización del ChocóFest.

Adicionalmente, se brindó un taller sobre restauración ecológica y otro sobre ganadería sostenible de los que se beneficiaron al menos 50 productores locales. También participaron visitantes de Quito urbano para quienes fue interesante aprender cómo la estrategia de sostenibilidad general se aplica directamente en la finca.

Uno de los espacios más dinámicos fue la feria agroecológica de los productores del territorio. Se expusieron y comercializaron productos naturales de sierra y trópico, así como elaborados de especialidad y alta calidad como: chocolates, café, derivados de panela, hongos, entre otros. Llamó mucho la atención la colección de frutas de todo el mundo de Mimi Foyle en Guaycuyacu.

En lo cultural, se realizaron varias presentaciones musicales y de danza de distintos grupos locales. Además, el Museo de Tulipe dio la oportunidad a los participantes del ChocóFest a visitarlo de manera gratuita durante todo el día para conocer la cultura del pueblo Yumbo. También se dieron varias colaboraciones con instituciones como el Ministerio del Ambiente  que realizó una función de títeres para niños o la Policía Metropolitana que hizo una presentación de canes amaestrados.

La clausura del evento fue alrededor de las 17:00 horas. Los asistentes, salieron satisfechos del lugar, conociendo mucho más sobre los excepcionales bosques andinos de Quito, sobre la proactividad de su gente y su trabajo decidido por convertir el territorio en un espacio biodiverso, productivo y sustentable y de extinguir la amenaza extractiva que acecha su hogar desde hace más de dos décadas.