FIRMA SIMBÓLICA DEL PACTO POR LA GESTIÓN SOSTENIBLE DE LOS BOSQUES EN ECUADOR

FIRMA SIMBÓLICA DEL PACTO POR LA GESTIÓN SOSTENIBLE DE LOS BOSQUES EN ECUADOR

Foto: Sebastián Crespo

Este lunes 17 de agosto de 2020, a través de un evento virtual transmitido desde el Jardín Botánico de Quito, se realizó la firma simbólica del Pacto por la Gestión Sostenible de los Bosques en Ecuador. Se trata de un acuerdo multisectorial (comunitario, productivo, académico, gobierno central, gobiernos locales, cooperación internacional, organizaciones de la sociedad civil y medios de comunicación) para promover la conservación, restauración y manejo sostenible de los paisajes forestales del Ecuador, que busca garantizar el mantenimiento y recuperación de los bienes y servicios que proveen a la sociedad. La firma del Pacto fue promovida por la Mesa Técnica Ejecutiva de Restauración, liderada por el Plan Binacional Capítulo Ecuador y que agrupa a actores de diversos sectores que trabajan en iniciativas de restauración en distintas regiones del país. CONDESAN, a través del Programa Bosques Andinos[1], brindó asesoría técnica en la estructuración del Pacto y en su validación con una base amplia de actores a nivel nacional.

Específicamente, este esfuerzo mancomunado, persigue los siguientes objetivos: 1) Establecer mecanismos para la comunicación, coordinación y cooperación efectiva, 2) Robustecer los vínculos entre los diversos sectores, 3) Promover la cultura forestal y prácticas productivas sostenibles que potencien sinergias entre adaptación y mitigación frente al cambio climático y mejoren las condiciones de bienestar de la población rural del país; y 4) Construir un proceso de bio economía circular a partir de los productos y servicios del bosque que promueva empleos de alta calidad y nuevas fuentes de valor económico, al tiempo que preserva el capital natural necesario para la salud pública y la resiliencia social.

En Ecuador los bosques generan ingresos por aproximadamente 3,4 miles de millones de dólares al año (COMAFORS, 2018). Además de la madera, primera fuente de energía renovable de la humanidad y base de la construcción sostenible, los bosques son fuente de diversos alimentos. Son también ecosistemas indispensables para el mantenimiento de una gran diversidad de especies de fauna y flora, materia prima de diversas investigaciones e innovaciones en el desarrollo de productos útiles para la humanidad. Por último, los bosques tienen un rol fundamental en el ciclo del carbono y el ciclo hidrológico, por lo tanto, son uno de los mayores aliados para combatir el cambio climático y proveer de agua dulce para satisfacer las necesidades de una población que va en aumento. En definitiva, alineada a la política pública nacional, la gestión sostenible de paisajes forestales está estrechamente vinculada con el cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad de la Agenda 2030.

A través del acuerdo se busca fortalecer las instituciones, el marco legal, los mecanismos financieros y el diálogo intersectorial para la gestión sostenible de los bosques. Además, fortalecer la investigación, la gestión del conocimiento, la innovación y el desarrollo tecnológico. También se apunta a la generación de incentivos, la promoción de la producción sostenible y la ampliación de mecanismos de certificación y trazabilidad. Todo esto para conseguir la reducción de la tasa de deforestación bruta y el incremento de la masa forestal en el Ecuador.

El siguiente paso es la definición y operativización del Pacto, integrando los diversos sectores y roles, en miras de preservar, gestionar, ampliar y capitalizar este patrimonio natural, que actualmente cubre el 51% del territorio nacional.

[1] El Programa Bosques Andinos es una iniciativa implementada en los países andinos, que forma parte del Programa Global de Cambio Climático y Medio Ambiente de la Cooperación Suiza COSUDE, y es facilitado por el consorcio Helvetas Perú – CONDESAN.