Prácticas de Manejo Sostenible

A través de este enfoque integrado de trabajo, buscamos que los propietarios de unidades productivas en páramos y bosques montanos destinen ciertas áreas dentro de sus terrenos para la conservación y la restauración. A través de la implementación de diversas iniciativas orientadas al manejo sostenible, hemos visto que el ordenamiento del uso del suelo a escala de finca es una de las estrategias más efectivas para promover la adopción de prácticas de manejo sostenible de la tierra, así como para lograr acuerdos con los propietarios para designar áreas de restauración. Lo que se pretende concretamente es concentrar las actividades productivas en una superficie menor de la finca y, a través de ello, reducir la presión (por ejemplo, disminución de la demanda) sobre otras áreas menos aptas, como son las pendientes pronunciadas, los sistemas de rivera o las áreas inundables, las cuales pueden ser destinadas como áreas susceptibles a restauración.

Algunas actividades que impulsamos bajo este enfoque son la recuperación del suelo, el manejo de pastos, el manejo del hato ganadero (por ejemplo, sistemas de rotación), el mejoramiento de los sistemas de comercialización o la inclusión de valor agregado en los productos. Éstas pueden ser planificadas adecuadamente dentro de herramientas como los planes integrales de manejo a escala de predio, procurando siempre reducir cuellos de botella y enfocándose en dinamizar los procesos de recuperación de servicios ecosistémicos. Lo importante es fortalecer las actividades sustentables en las fincas, así como desarrollar buenas prácticas en espacios que son importantes para la conservación.