Las áreas protegidas del Distrito Metropolitano de Quito: Conocer nuestro patrimonio natural

Jue, 27/10/2016 - 13:48

El Distrito Metropolitano de Quito (DMQ) se ubica en la hoya de Guayllabamba, entre las estribaciones Occidental y Oriental de la cordillera de los Andes. Tiene una extensión de 423 mil hectáreas y cubre un gradiente altitudinal muy pronunciado que va desde los 500 metros, en las partes más bajas y tropicales en Pacto y Gualea, hasta los 4.780 metros en las zonas montañosas, incluidas las cumbres del Sincholagua, Rucu Pichincha y Cerro Puntas. Gracias a las características de topografía y a la ubicación geográfica en plena zona ecuatorial, el DMQ contiene una gama amplia de ecosistemas que albergan numerosas especies de animales y plantas silvestres. Por ello, el territorio del DMQ es biodiverso.

En el DMQ existen 17 tipos de ecosistemas: ocho corresponden a formaciones de bosques, tres a arbustos y seis a herbazales (SA-MDMQ, 2016). Existen grandes remanentes de bosques montanos húmedos (más de 117.000 ha), principalmente en la parroquia de Lloa (con más de 38.000 ha), y en las parroquias noroccidentales de Nanegal, Pacto, Nono, San José de Minas, Nanegalito y Calacalí (con aproximadamente 5.000 ha en cada una).

Ciertos ecosistemas boscosos, como los bosques piemontanos y los bosques secos, están en áreas bastante restringidas. Los bosques piemontanos (o de pie de monte) son formaciones de transición entre la vegetación de tierras bajas y las de cordillera; en el DMQ solo están en la parroquia de Pacto (7.200 ha) y en fragmentos menores en Gualea (55 ha).

Los bosques secos, incluidos los de los valles interandinos y las riberas xéricas (extremadamente secas), tienen una extensión de solo 725 ha y deben adaptarse a condiciones extremas derivadas de la falta de agua.

El territorio del DMQ es el hábitat de una gran diversidad de especies de aves, mamíferos, anfibios y reptiles. En el DMQ se registra el mayor número de especies endémicas a nivel nacional, incluso por sobre el Parque Nacional Yasuní. Algunas de estas especies están en peligro de extinción, como es el caso del oso andino (Tremarctos ornatus), el mamífero más grande de América del Sur. Lo mismo sucede con la rana marsupial andina (Gastrotheca riobambae), cuyos renacuajos (conocidos coloquialmente como üilli-üillis) eran fáciles de encontrar en los charcos y quebradas de las áreas residenciales de Quito hace algunos años, pero que la desaparición de su hábitat ha provocado la reducción de su población en más del 50 % durante las tres últimas generaciones.

El Subsistema Metropolitano de Áreas Protegidas (SMAP) es la principal herramienta de gestión del patrimonio natural del Distrito Metropolitano de Quito. A través de esta herramienta se promueve la coordinación y cooperación interinstitucional entre actores públicos, privados y comunitarios. El Subsistema tiene el objetivo de mantener la representatividad de los ecosistemas; es decir, el SMAP trata de proteger áreas que garanticen la conservación de los ecosistemas que existen en el territorio del DMQ. En segundo lugar, se promueve la conectividad con el fin de que las áreas declaradas en el SMAP protejan grandes mosaicos ecológicos, paisajísticos y culturales, para construir corredores ecológicos que conectan las áreas entre sí y con las áreas protegidas del Estado que son parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP) y administradas por el Ministerio del Ambiente (MAE). De esta forma se contribuye a la gestión de paisajes y se permite la conservación y el flujo de especies.

Información
Autor: 
Carrera, M.
Bustamante, M.
Sáenz, M.
Año de edicion: 
2016
Editorial: 
SAMDMQ / Fondo Ambiental / CONDESAN / Proyecto EcoAndes - Programa Bosques Andinos
Lugar de Edición: 
Quito, Ecuador
Idioma original: 
español (o castellano)
Tags
áreas protegidas, Biodiversidad ecuatoriana, bosques andinos, bosques montanos, CONDESAN, EcoAndes, Programa Bosques Andinos